Una máquina cortadora, comúnmente conocida como “máquina slither” pero correctamente llamada “Slitter”, es una máquina que se utiliza con láminas de acero o aluminio para convertir un rollo ancho de material en varios rollos más finos. La cortadora comienza desenrollando un rollo maestro y luego corta el material desenrollado en varios anchos. Por último, completa el proceso rebobinando el material cortado en núcleos de diferentes anchos. Una cortadora puede diseñarse en muchas configuraciones, dependiendo de las necesidades del cliente. En este artículo te contaremos más detalles sobre el funcionamiento de una máquina slitter y sus aplicaciones.

Una máquina de corte como la slitter tiene tres partes principales: el desbobinado, la sección de corte y el rebobinado. El desbobinado suele estar frenado para mantener la tensión adecuada en el material. Algunas máquinas tienen un desbobinado accionado, que disminuye el efecto de la inercia cuando se empieza a desenrollar rollos pesados o cuando la sustancia es muy sensible a la tensión. La sección de corte longitudinal tiene tres opciones principales: corte por cizalla rotativa, corte por rayado y corte por cuchilla, que es ideal para películas de plástico finas.

La sección de rebobinado también tiene diferentes opciones. La principal es el rebobinado central con ejes de rebobinado diferencial. Estos ejes se están convirtiendo en algo universal en las máquinas de corte longitudinal. Los ejes diferenciales garantizan una tensión uniforme en toda la anchura del material. El control en bucle cerrado de la tensión de bobinado proporciona el sistema de control de tensión total necesario para el funcionamiento de materiales sensibles a la tensión. El control preciso y exacto de la tensión es imprescindible para el corte de rollos. 

En la actualidad, las máquinas utilizan accionamientos vectoriales de CA con retroalimentación en bucle cerrado de los motores de CA. Los algoritmos de control correctos garantizan que produzcan resultados excelentes con un mantenimiento mínimo.

¿Cuáles son los tipos de corte longitudinal?

Hay tres tipos de corte longitudinal: corte de navaja, corte de cizalla y corte de partición. Cada tipo se distingue por el tipo de cuchilla o dispositivo utilizado para cortar. Por lo tanto, la decisión de cuál es el mejor sistema depende principalmente del tipo de material que se va a cortar.

Corte de cizalla

El corte longitudinal implica una cuchilla de dos partes con un extremo macho y otro hembra a través de los cuales el sustrato pasa y se corta. Este proceso es ideal para la conversión rápida y es perfecto para transformar diversos materiales finos con precisión.

Corte con cuchilla

El corte con cuchilla utiliza una cuchilla de afeitar o una serie de cuchillas montadas en una máquina que corta el material en la anchura deseada a su paso. Dependiendo de la colocación de las cuchillas, las cortadoras que utilizan este método pueden convertir lentamente (arriba) o rápidamente (abajo). De los tres tipos, el corte con cuchilla es el menos costoso y es el mejor para convertir sustratos muy finos como las películas.

Corte por puntos

El corte longitudinal consiste en hacer pasar un sustrato en movimiento entre un yunque sólido que gira y una cuchilla circular o una serie de cuchillas que giran. Este método es el más popular de los tres y es ideal para convertir diversos sustratos de distintos grosores y rigideces.

Si estás buscando la máquina indicada para tu línea de producción de tuberías de acero, en Piecsa encontrarás todo lo que necesitas, desde la maquinaria hasta los consumibles, incluyendo a un equipo de especialistas en acero y expertos en producciones que podrán ayudarte a seleccionar la opción más conveniente para tu empresa. 

Encuentra todo lo que necesitas para tus producciones de tubería y cañería de acero en Piecsa. Haz click aquí para hablar con uno de nuestros asesores.